Ritman Utd vs Soccerama

Últimamente no tengo mucho tiempo para jugar, pero para compensarlo,  pienso en videojuegos. Pero no de la forma típica pensando en cómo pasar aquella fase o que misión realizaré primero en tal juego. No. Me da por pensar en juegos de hoy, que son éxitos de ventas por lo que ofrecen, y busco en ellos su origen. 
Por ejemplo. Considero que sin un Wolfstein y Duke Nukem, nunca hubiese existido un COD o un Crysis. Como los shooters no me van mucho (algún día explicaré lo negado que soy para estos juegos), acabo pensando en los juegos de rol y de fútbol. Nos quedaremos con el deporte rey, como protagonista de esta entrada. 
Desde hace ya unos cuantos años, hablar de simulador deportivo de fútbol se resume en dos nombres: FIFA y PRO. Ya sabéis todos de las características de estos dos títulos. Realismo, física del balón, movimientos, licencias, gráficos, sonido ambiente,… todo lo necesario para vivir la experiencia de estar jugando en el campo con Messi y Xavi a tu lado. Cómo se llega hasta aquí? Obviamente la tecnología avanza y ofrece nuevas posibilidades a los programadores, que ya no están solos a la hora de realizar un juego, ya que estos se han convertido en súper producciones contando con grandes presupuestos.
Pero hubo un origen. Hubo un primer juego que lo cambió todo.

El primer ordenador que vi en mi vida, fue en casa de un amigo. Era un Oric 1, y tenia un juego tipo Space Invaders. Tras jugar una tarde en casa de mi amigo, me preguntaba si podrían hacer un juego de fútbol para ese ordenador. No me consta.
Pasó algún tiempo, y en casa de otro amigo apareció un Commodore 64 de cassette. Era de su padre que lo utilizaba para programar. Tenía algún juego tipo puzle, poco más que aburrido. Un día mi amigo me dijo que su padre la había conseguido juegos nuevos y que había uno de fútbol. Me falto tiempo para subir a su casa.
Tras la tediosa carga de rigor, por fin, el juego. Aquello era alucinante. Podías escoger entre ocho selecciones diferentes, cada una con su uniforme. Podías editar los nombres de los equipos y jugar una competición con formato eliminatoria. Pero lo mejor fue cuando empezó el partido. Los gráficos me parecieron alucinantes. Los jugadores llevaban el balón pegado al pie y había dos funciones además del movimiento. Pase y chute.
Con estos conceptos básicos empezamos a jugar. Los porteros se estiraban e intervenían con acierto en el juego. Pero lo mejor fue cuando un balón se elevó por encima de todos los jugadores y fue a caer en la cabeza de uno de mis defensas. Con toda naturalidad, el balón rebotó en la cabeza del jugador en forma de despeje. Increíble. Un juego de fútbol dónde se le podía dar al balón con la cabeza!!
Desde ese día, para nosotros, ese juego pasó a llamarse “Fútbol de cabeza”. Pasé muchas horas en casa de mi amigo jugando a este juego tan especial. Era el año 1984, el juego lo editó Ocean y se llamaba Match Day.
Poco después llegaba a mi casa el primer ordenador. Un Amstrad CPC 6128 con unidad de disco. En realidad se lo regalaron a mi hermano mayor, porque quería ser informático. Se ve que funcionó, porque actualmente lo es y vive de ello.
Pero la mayoría de tiempo qué nuestro ordenador estaba encendido era para jugar. No tardamos mucho en conseguir Match Day, pero poco después apareció Match Day II. Fue en el año 1987, y como si de la culminación total de un sueño se tratase, asistimos atónitos a la revolución futbolística que representó Match Day II.
Por primera vez en un juego de fútbol se podía saltar en línea recta, para golpear el balón con la cabeza. Apareció la barra de potencia, todavía hoy existente en casi todos los juegos del género. Podíamos golpear el balón de volea, raso o en parábola con diferentes grados de intensidad. Por tener, tenía hasta golpeo de tacón, poco efectivo, pero muy estético.
En cuanto a la física del balón, se utilizó el Diamond Deflection System, dónde se trataba a los jugadores como diamantes de forma que la reflexión del esférico era muy variada. Además, podías controlar al portero, aunque este nunca podía coger el balón con las manos. Le faltaban detalles, como poder realizar faltas, pero sin duda, fue durante muchos años el simulador de fútbol de referencia. 
Lo dicho. Sin Match Day II, no habría ni FIFA ni PRO.
Me ha gustado tanto recordar este juego que os invito a volver a jugar. http://www.onlinemania.org/juego/537/Match-Day-2.html

3 Respuestas a “Ritman Utd vs Soccerama

  1. Daniel García 14 mayo, 2011 en 21:33

    “El fútbol de cabeza” XDDD

    Me he reido un montón porque cuando he empezado a leer Ritman UTD vs Soccerama es lo primero que me ha venido a la cabeza.

    Por supuesto he probado el simulador 🙂

  2. Aureli Vázquez 17 mayo, 2011 en 10:42

    Gran recreación de la infancia de una generación: ver un ordenador… siempre 'en casa de un amigo'.

  3. Anonymous 18 mayo, 2011 en 12:54

    Qué grande Match Day II!!
    Horas y horas con ligas interminables. Recuerdo jugar en nivel difícil y creo que el Ritman Utd era imbatible!!

    Salut!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: