Decepción

Ahora que este mundillo está pendiente de la Gamescom y la red se inunda de los últimos videos emitidos, viendo uno de estos (no diré cual), me vino a la cabeza la eterna pregunta que nos hemos hecho todos alguna vez al ver un video de este tipo. ¿Realmente el jugo será así o me han puesto un minuto con cinemáticas y muy poco de “ingame”, para crearme hype?

De alguna forma, ahora tenemos mucha información a nuestro alcance gracias a la red de redes y normalmente casi siempre hay una demo disponible antes del lanzamiento en cuestión, por lo que es más difícil que te cuelen un gol, aunque a veces es inevitable.

Pero no siempre ha sido así. Hace años y con un solo medio especializado (Micromanía) las referencias eran pocas. El boca a boca entre los colegas tenía mucho peso, como esas carátulas magnificas que se amontonaban en los escaparates.

Hoy quiero exponeros algunos juegos que me compré en aquellos años, con mucha ilusión y la decepción fue mayúscula cuando los jugué.


Hulk Hogan no podía engañarme

No hacía mucho que me había comprado mi NES 8 bits por 13.000 pesetas ahorradas en plan hormiguita, cuando salió este juego a la venta. En aquella época, gracias a Tele 5, muchos de los chavales de mi edad conocimos el mundillo de la WWF. Hulk Hogan, El Último Guerrero, André El Gigante, Los Sacamanteca o Tito Santana entraron en nuestras vidas y en los salones recreativos empezaban a aparecer los primeros juegos de lucha libre. En breve salieron las versiones consoleras y aquí aparece Wrestelmania para NES. El juego de Acclaim y con Hulk Hogan en la portada, prometía mucho porque tenía la licencia de la WWF como la recreativa.

Fue poner el cartucho y empezar a ver cosas raras. Escogías modo de juego (partida rápida o torneo), personaje y empezaba el combate. Sin más. Un cuadrilátero cutre, sin público. Eso es lo de menos, pensé, vamos al combate que seguro que luce. Empieza la acción y…

Voy a subirme a una esquina para lanzarme… vaya no se puede. Voy a salir del cuadrilátero… tampoco se puede. Ya verás la llave que le voy a hacer…pues no acaba de salir. Pues venga, a pegar puñetazos y patadas simplotas hasta vaciar la barra de energía del enemigo y tirarte encima para contar hasta tres. Así combate tras combate (7) hasta que te acabas el torneo y poco más. Resultado: juego exprimido en un par de horas y a coger polvo en la estantería.

Freddy Hardest, para los que no lo conozcáis fue una de los mejores juegos de Dinamic. Nuestro protagonista era un tipo cachondo que tras una buena fiesta decide coger su nave y jugar con los meteoritos. La cosa no va bien y su nave recibe un impacto, y aparece en el planeta Ternat, dónde está la base enemiga Kaldar. El objetivo del juego era avanzar con una pistola laser hasta la base enemiga e intentar conseguir lo necesario para poder despegar tu nave y huir de allí.

El juego combinaba un argumento interesante con un nivel de dificultad elevado, de forma que aunque perdieses todas las vidas, siempre tenías ganas de volver a empezar.

Freddy Hardest de nuevo en acción

El juego tuvo tal éxito que Dinamic , no tardó en sacar una segunda entrega. Freddy Hardest en Manhattan Sur. Obviamente se convirtió en must have, porque el primero había sido muy bueno. Pues venga 800 pesetillas y a comprarlo.

Tras la tediosa carga, redefinir teclas y a jugar. El primer palo fue visual. Si la primera entrega lucía unos decorados coloridos y unos movimientos fluidos, este de entrada tenía una ventana de juego más pequeña, era en blanco y negro y aunque el personaje era más grande, se movía torpemente. Además, toda la estética del personaje en clave humor tipo caricatura había desaparecido, para dar paso a un tío que no se parecía a Freddy. Para rematar la faena, el juego era un simple “beat em up” sin gracia alguna.

Ni me molesté en seguir jugando.

Algunos ya conocéis mi debilidad con los juegos de simulación de gestión deportiva de fútbol, más conocidos como los juegos de manager o entrenador. Desde que jugué a Football Manager (el de los años 80, nada que ver con la saga actual), siempre he buscado juegos de este tipo. Por desgracia, muy pocos llegaban a nuestro país y me repasaba minuciosamente la doble página de Centro Mail (actual Game) en Micromanía buscando algo que tuviese que ver con el deporte rey.  Y allí encontré Kenny Dalglish pero sólo disponible para Spectrum y Commodore 64. Por aquel entonces tenía un compañero de clase tan friki como yo con este tipo de juegos. Él tenía un Spectrum y se compró Kenny Dalglish. El juego me pareció muy completo para la época. Creo que fue de los primeros en incorporar menús dónde desplazarte libremente. Fichajes, tácticas, alineaciones, ruedas de prensa, balances económicos,… todo lo que en ese momento podía soñar estaba en ese juego. El problema es que no había versión para mi querido Amstrad CPC.

Por mi parte, nunca perdí la esperanza y seguía consultando el catálogo de Centro Mail. Hasta que un día apareció allí, Kenny Dalglish disponible para Amstrad. Rellené el cupón de pedido, lo ensobré y a esperar. En unos días ya tenía el juego. Con todo el ansia del mundo, llegué del cole, mal hice los deberes y a jugar.

Tiene buena pinta este Dalglish

Vamos allá. La primera pantalla me solicitaba el tipo de control, teclado, joystick, etc. En la siguiente, el propio Kenny me solicitaba que introdujese el nombre del equipo rojo!?. Pero, ¿qué es esto? Luego el nombre del equipo azul, la duración del partido, el nivel  y a jugar…

(Eh! Oiga! Que yo quiero ser manager. Lo siento chaval pero aquí no hay de eso. )

Para más humillación, los partidos eran penosos y ni si quiera valía como simulador de fútbol. No entendía nada. ¿Cómo era posible que la versión de Spectrum fuese otro juego?

Y entonces me di cuenta de la realidad. Había dos licencias con el nombre del Sr. Dalglish. Una era Kenny Dalglish Soccer Manager y la otra Kenny Dalglish Soccer Match. Me había comprador la versión Match, la única disponible para Amstrad en ese momento, y al mismo tiempo el peor juego de fútbol que he jugado nunca. Más tarde encontré la versión Manager, aunque fue con un emulador para PC, y ya no fue lo mismo.

Pues estos son los tres juegos de aquella época que más me decepcionaron. Apuesto a qué vosotros tenéis los vuestros, o mejor aún, alguno de estos tres no os pareció tan decepcionante como a mí. Os cedo la palabra.

16 Respuestas a “Decepción

  1. Tiex 17 agosto, 2011 en 22:17

    Ummm no me había fijado…. pero ¡¡¡me has robado la plantilla!!! jajaja ¡¡PLAGIO, PLAGIO!!

    Sobre el post, yo me he llevado tantos chascos en los videojuegos… sobre todo cuando era mas pequeño, veia una caratula que molaba mil y claro, con esa caratula el juego no podia ser malo. Pues al llegar a casa y ver el juego……… no hace falta que diga nada…

    Luego me pasaba al reves con otros, tenian una caratula que era una basura, hasta yo la podia hacer mejor, pero luego el juego era una pasada y muy divertido.

  2. Fede 18 agosto, 2011 en 1:07

    Es algo que lamentablemente pasa muy seguido, nos muestran un trailer que luce espectacular pero cuando pruebas el videojuego no tiene nada que ver con lo que te habían mostrado lo cual lleva como tu dices a la decepción. Igualmente yo no creo que haya ya tanta gente que haga caso a los vídeos porque desde que se invento el Photoshop y se empezó a usar para arreglar fotos y después su posterior utilización en publicidad ya todos saben lo que es capaz de hacer una Pc y alguien que sepa manejandola.

    Saludos 😉

    • El Malo del Final 18 agosto, 2011 en 8:57

      Totalmente de acuerdo. Tal y cómo detallo en esta entrada, ahora es más difícil que te la cuelen. Pero en la época a la que hago referencia, prácticamente no tenías referencias para saber si un juego podría ser bueno. Contabas con el boca a boca y tu propia intuición. 😦

  3. pixfall 18 agosto, 2011 en 3:39

    Algo parecido fue lo que sentí cuando me compré el Rise of the Robots, tremenda decepción… Pero creo que son cosas de donde uno aprende a escoger mejor en donde invertir su dinero, y para como está la economía de hoy en día, cada centavo cuenta 🙂

  4. GredXII 18 agosto, 2011 en 14:32

    Es que menudas “joyas” has ido a seleccionar XD

    El de WM lo tengo y casi ni lo he jugado (lo compré porque soy fan del Pressing, pero el juego… madre mía).

  5. 317words 18 agosto, 2011 en 20:43

    Pues la verdad es que no recuerdo haber tenido malas experiencias con carátulas. De pequeño tiraba mucho de alquiler, así que no gastaba dinerales en juegos nuevos. Y ya para cuando empecé a costearme los vicios de mi bolsillo, la información sobre videojuegos era bastante “accesible” (había más variedad de revistas en el kiosko, vamos xD)

    Aunque quizá podría contar como decepción una cometida por mi padre. En su época tenía el Final Fantasy 1 para NES y se empeñó en que lo teníamos desde hacía mucho tiempo, y que lo cambiáramos por otro (había una tienda donde cambiar unos juegos por otros pagando una cantidad “módica”). A él siempre le han gustado los juegos de aventuras, pero FF estando en inglés y siendo tan “complejo” para su época, pues no se lo jugó. Así que fuimos a la tienda de marras y cambió mi preciadísimo FF por… esto:

    Hydlide. Un juego que destacaba en su carátula que ¡hay 4 magias en el juego! BIBA…
    Desde entonces, Hydlide es el juego que más he odiado hasta la llegada de Alone in the Dark en esta generación xD

  6. rapsodos 19 agosto, 2011 en 18:29

    Yo de jovenzuelo tuve mucha suerte… juego que tenia juego que me enviciaba y exprimia… pero si que tengo uno por ahi que casi me arruina la vida…
    En aquella epoca, yo disfrute mucho el international Superstar Soccer… Deluxe!!! y años despues, despues de haberlo exprimido todo lo que pude y mas… voy y veo… Fifa 9X… y mi mente procesando… si el Deluxe… tiene unos años mas, es que es de logica aplastante que este juego sea muchisimo mejor 😀
    Pues los cojones al dia siguente ya fui yo a cambiarlo… puta mierda de juego xD

  7. Roy Ramker 20 agosto, 2011 en 9:33

    Yo me considero un afortunado, ese método de elegir un juego por su portada siempre me funcionó bien, por suerte nunca he tenido que lamentar ninguna compra. Aunque también es verdad que hay juegos que no compré en su día por no gustarme su portada y ahora me encantan ^^

  8. Pingback:… y Cien «

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: