Al Contragolpe

Minuto 70 de partido. Vamos ganando 1-0. Nos sabemos superiores, pero el míster nos ha dicho que esperemos atrás y que ataquen ellos. Nosotros bien juntitos, a defender el resultado, que aunque corto, parece suficiente para poder volver a revalidar el título. No tengo muy claro porque estamos jugando así, pero son ya tres años seguidos ganándoles y este parece que va a ser el cuarto.

Ellos lo intentan, pero no pueden. Su problema es de base. El motor de su equipo ya es veterano y necesitan un cambio generacional. Nuestra plantilla apenas se ha renovado esta temporada, pero mantenemos la calidad de antaño, y de momento, se antoja suficiente. Les hemos dado la iniciativa, pero apenas coordinan un ataque. Estamos cómodos con nuestra posición defensiva. No suponen ninguna amenaza, por lo que no vamos a arriesgar más. De momento, esperamos y saldremos al contragolpe.

Fiel a su cita anual, la franquicia futbolera de EA se presenta una temporada más con la intención de hacernos disfrutar de la experiencia más cercana a un partido de fútbol. La novedad anunciada este año a bombo y platillo, ha sido el cambio en la gestión del sistema defensivo. Veamos si cumple con lo esperado.

Como viene siendo habitual, se mantienen los modos de juego de las últimas entregas. Carrera, Ultimate Team (de regalo), Conviértete en Profesional y el nuevo servicio EA Sports Football Club, la comunidad online de FIFA, dónde encontraremos partidos amistosos, torneos, estadísticas y cualquier detalle interesante de FIFA online. Además de partidos amistosos y torneos offline dónde la configuración es libre.

El modo Carrera, sigue siendo la principal baza de entretenimiento para jugar offline. Podemos escoger en ser sólo futbolista, entrenador o “player manager”. El formato es el clásico desarrollo por temporadas con un calendario de competiciones. Presupuesto, fichajes, gestión táctica, alineaciones,… Opciones que ya existían en la última entrega, pero que este año han mejorado ligeramente. El sistema de traspasos es más real, aunque sigue teniendo carencias. Se ha añadido el atributo de estado de ánimo en los jugadores, que puede verse afectado por tus declaraciones en la rueda de prensa. Pero en general, si decidimos jugar los partidos en vez de simularlos, todo depende de tu habilidad con el pad.

Otro modo interesante para jugar offline es el Virtual Pro o Conviértete en Profesional. Como si de un RPG se tratase nos creemos nuestro personaje (futbolista) determinando una posición en el campo. El objetivo es hacerse un hueco en el equipo que escojas e ir desarrollando nuestras habilidades con puntos de experiencia que iremos consiguiendo a base de logros en los partidos que juguemos. Este modo, sigue siendo un soplo de aire fresco a la simulación y te ayudará a controlar y dominar los movimientos individuales del jugador, como regates, fintas, remates de cabeza, o desmarques. Además el hecho de poder desarrollar a tu “yo futbolista” siempre es adictivo.

La oferta en modos de juego ha mejorado

El modo online, es sin duda el más completo de todos y el que más horas de juego nos proporcionará. Podemos elegir rivales aleatorios pero de nivel similar al nuestro, o buscar a un amigo para jugar un amistoso. Como en la edición anterior, habrá un ranking mundial de jugadores con sus estadísticas de partidos. Si nos damos de alta en EA Sports Club (es gratuito), está información es más completa, además de poder ver club tiene más fans y que club acumula mejores resultados en función de sus fans.

Otra opción interesante es el modo 11 contra 11 ya implantado el años pasado, pero con mejoras en la presente edición. En la edición pasada, aparte de ser más rápido que nadie para poder escoger posición, te encontrabas que cada uno hacia la guerra por su parte y los partidos parecían de patio de colegio. Esto provocaba que en algunos partidos no tocases bola, por lo que tu puntuación final era muy baja. Ahora esto ha cambiado, porque tus labores defensivas también puntúan. Lo que no hay manera de mejorar es lo del patio de colegio, básicamente porque depende de las personas que juegan.

Por otra parte, tenemos el modo Ultimate Team, como novedad estelar de FIFA 12 en cuanto a modos se refiere. Mantiene el sistema del año pasado, dónde partimos con u nequipo base y conforma vayamos consiguiendo buenos resultados, iremos ganado fondos para intentar fichar mejores jugadores. El objetivo, montar un equipo competitivo y poder disputar los mejores torneos online. Además podremos subir nuestras mejores jugadas y que la comunidad las vote, o consultar las estadísticas de cualquier equipo.

El impacto visual no existe en esta versión, si has jugado a FIFA 11. Supongo que el hecho de que el juego se desarrolle a 1080p y a 60 no deja mucho margen de mejora, pero si entramos al detalle hay aspectos a trabajar.

El modelado de los jugadores es el mismo que en la anterior entrega, con algún retoque puntual, pero con los mismos defectos. Algunos casos en concreto de jugadores de elite mundial, distan bastante en aspecto y morfología de su cuerpo, con la realidad. Un claro ejemplo es el de David Villa. En cuanto a la representación facial de los jugadores, sigue estancada y no acaba de evolucionar lo suficiente hacia un cambio sustancial. Algunos parecidos son de risa, como por ejemplo, Thiago Alcántara, que parece la cara de Xavi pero con la piel más oscura y con otro peinado. Las expresiones faciales, en algunos momentos parecen inadecuadas a la acción, y solicitan a gritos una renovación en próximas ediciones.

Los jugadores se desplazan con fluidez por el campo

Pero no todo es negativo, ya que FIFA 12 nos ofrece un nivel de animaciones durante el partido muy próximo a una retrasmisión en televisión. Los movimientos de los jugadores son suaves y reales. Como se desplazan, como ocupan los espacios, desmarques, regates… suceden de forma natural y en total harmonía, de forma que el aspecto visual en general es muy agradable. Obviamente, alguna animación podría mejorarse, como la de los porteros, que a pesar de ofrecernos grandes momentos, a veces generan extraños movimientos que nos pasan factura en forma de gol. Y puestos a pedir, los remates de cabeza podrían ser más contundentes, porque siempre describen parábolas en modo “balón de playa”.

El nivel gráfico es muy similar al de su predecesor

Y hablando del efecto “balón de playa”, tengo que reconocer que aquí sí que se ha notado una mejora sustancial con respecto a ediciones pasadas. La física del balón roza la realidad y colabora de forma directa al espectáculo en el terreno de juego, a excepción de los ya mencionados remates de cabeza.

El sistema de impactos (Impact Engine), es básico para el desarrollo del juego. Mejora mucho a su antecesor, pero en algunos momentos adolece de falta de realismo. Han intentado darle un valor adicional a los impactos con premisas como la posición y la inercia de los jugadores, y en la mayoría de los casos el efecto conseguido es muy válido, pero en los que menos, el resultado es bastante inverosímil. De tanto en tanto, algún brazo del rival te atraviesa el pecho. ¡Está bien que te empujen, pero no hace falte que te atraviesen! 😀

Los estadios están muy bien conseguidos, sobre todo por la atmosfera que generan con las hinchadas en galardonadas con los colores de su equipo y con las bufandas al vuelo, cantando y animando. Las secuencias previas al partido, son muy televisivas y te sumerges rápidamente en el ambiente. No obstante, el público de lejos da una sensación, pero de cerca carece de definición y de detalle, hasta convertirse en un amasijo de pixeles grises. El detalle del público ha sido despreciado históricamente por casi todos los juegos de fútbol, a excepción del gran Manchester United de Krisalis (1990) en su versión para Amiga (éste juego de merece una entrada a parte).

Siguiendo con los estadios, la iluminación en los partidos con luz natural es muy realista. Sin embargo en los partidos con luz artificial, se genera una sombra en toda la banda de la zona baja del campo que dificulta la visibilidad y el juego. El césped es diferente en función del estadio y de la climatología dándole un toque de realismo a la puesta en escena. No obstante, en las repeticiones, se aprecia un césped poco trabajado, más propio de versiones de PS2.

Este apartado se presenta como clave si queremos que la inmersión en el partido sea total. Desde los cánticos de las diferentes aficiones, según por la zona del campo que te muevas, hasta los abucheos cuando marcas un gol fuera de casa. Otros sonidos como el golpeo de balón, el pitido del árbitro o los fritos de los jugadores, ponen la guinda al trabajado sonido. En cuanto a los comentarios durante los partidos, repiten Manolo Lama y Paco González, carismáticos periodistas de la Cadena Cope. Su repertorio es muy similar al del año pasado, por lo que no estaría de más mejorarlo un poquito. Las entonaciones siguen sin mejorar, y a veces te plantas sólo delante del portero y están hablando de la historia del club. Además hay una cosa que me saca de quicio. Jugando en el modo Carrera, en la previa de los partidos, nunca dicen los nombres de los equipos que van a jugar ni el del estadio. No creo que sea tan difícil, ¿no? En cualquier caso, yo juego sin comentarios y la sensación de estar en el terreno de juego mejora mucho.

Para finalizar el apartado sonoro, el tracklist de FIFA 12 vuelve a estar a la altura de las circunstancias, ofreciéndonos un amplio abanico de estilos de alta calidad.

Si hay que destacar algún cambio radical en FIFA 12 con respecto a su predecesor, es su jugabilidad. Los que venimos jugando a esta franquicia o a PES desde hace años, tendremos que hacer un reset en la forma de entender el juego, sobre todo con el nuevo sistema defensivo implantado por EA.

En ediciones anteriores, con tres funciones era suficiente para defender con garantías. Presionar, entrada “limpia” y entrada a ras de suelo. Podías pulsar a la vez presionar y entrada “limpia” y cerrabas al rival que controlaba el balón con tal efectividad que recuperabas la posesión. Pues todo esto ha desaparecido. Aunque los términos son parecidos, la sistemática es muy diferente. Tenemos cuatro acciones básicas para defender. Entrada “limpia” (que ya no es limpia), presión (ahora más arriesgada), bregar (“hacer sombra”, aguantar al rival esperando su fallo), y la entrada “al suelo”. Hay que combinar estas acciones para poder recuperar la posesión. Si antes era suficiente con entrada “limpia” y presión, ahora esto no sirve, porque la función de de entrada “limpia” tiene su inicio y final, por mucho que mantengas apretado el botón. Esto provoca que debes afinar a la hora de intentar robar el balón con este método, porque si fallas, te verás superado por el rival.

El modo Carrera te ofrece interminables horas de juego

A grandes rasgos, el nuevo sistema defensivo está más cerca de la realidad y te obliga a interpretar la defensa como un bloque y no en pequeñas islas en función de dónde se encentre el juego en ese momento. El equilibrio, que cuesta alcanzarlo, nos muestra en camino para no sufrir humillantes derrotas. Si quieres presionar arriba con dos contra uno constante, puedes recuperar muy cerca del área rival y tener una clara ocasión, pero si no te marcas un límite en la presión, el rival puede plantarse sólo en tu área con un desplazamiento en largo. Si prefieres aguantar, intentado forzar el fallo del rival, debes ser muy disciplinado y paciente. Alterna la brega con tímidos intentos de robo que no supongan un riesgo excesivo. Pero no te descuides, porque cualquier jugador habilidoso puede desmontarte el chiringuito con un pase entre líneas dónde el delantero sólo tenga que empujar el esférico para conseguir gol. Resumiendo, se necesitan horas de práctica para asimilar el nuevo sistema defensivo.

En cuanto la IA de rival, en las primeras partidas y en nivel Clase Mundial y Leyenda, está totalmente inflada. Delanteros mediocres parecerán Messi dentro del área y serán capaces de sentar a tu defensa entera si es necesario para marca gol. Paralelamente sus defensas serán el alter ego de Puyol en la anticipación y sus centrocampistas evocarán al mejor Zidane de otra época. Huelga decir que cuando tu controles a estos jugadores mediocres, serán en el mejor de los casos, mediocres. Si bien es cierto que esta sensación se aminora conforme vas jugando partidos y empiezas a controlar el sistema defensivo. Eso sí, no es tarea fácil y puede desesperar a más de uno.

Las opciones de juego son prácticamente infinitas como ya habéis podido leer más arriba. Los modos offline dan para horas y el online no tiene fin. Si a esto le sumamos las licencias oficiales de más de 25 ligas y selecciones nacionales, con sus jugadores reales, el juego es rejugable hasta que te canses o te compres la próxima edición.

Varios y profundos modos de juego offline y online, apartado visual excelente, movimientos suaves, sonido de gran calidad,… y muchas más excelencias que defectos nos ofrece FIFA 12. Planteándolo así, no hay duda. FIFA 12 es el mejor simulador de fútbol jamás creado. Pero, entonces, ¿dónde está el problema? Pues que viene de FIFA 11 y el cambio no es muy sustancial.

Si bajase un astronauta a la Tierra tras cinco años en órbita y jugase a FIFA 12, afirmaría con rotundidad que este juego toca el cielo y es insuperable. Lo que pasa es que muchos venimos de ediciones pasadas, y encontramos en FIFA 12, algunas novedades interesantes, con la sombra de FIFA 11.

No me mal interpretéis, si te gustan los simuladores de futbol, FIFA 12 es un “must have” que te dará muchas horas de diversión, sólo, online o con colegas en casa. Soy de la opinión de que siempre debes tener un simulador deportivo para esas tardes de visitas inesperadas que se convierten en horas de vicio con sus correspondientes piques. Y para ocupar ese hueco, la mejor opción es FIFA 12. Como también puede serlo FIFA 11.

Este año esperaba algo más de FIFA 12, pero retomando el símil futbolístico de la introducción de este análisis, da la sensación que FIFA se siente superior a PES por lo que mantienen la fórmula que les dio, no hace mucho, el trono de mejor simulador de fútbol. Le añaden una modificación significativa (sistema defensivo) y es suficiente para volver a reinar, una temporada más. Nuevamente se refugian en lo que funciona sin apenas arriesgar, y dejan que el rival (PES) arriesgue, para vencerle al contragolpe.

7 Respuestas a “Al Contragolpe

  1. pixfall 28 octubre, 2011 en 5:05

    Cada que sale un nuevo FIFA siempre me encuentro en el predicamento de si comprarlo o no. Está claro que hoy en día sigue siendo muy superior al PES, pero luego de leer tu análisis, creo que en esta oportunidad lo dejaré pasar. El año pasado tampoco me compré el 11 y si te digo la verdad, de vez en cuando me juego unas partidas del FIFA 10 y me sigue pareciendo muy bueno. Yo creo que para alguien que no ha probado esta franquicia en algunos años definitivamente va a apreciar toda su calidad, pero en mi caso no encuentro novedades suficientes como para considerar su compra.

  2. Laocoont 28 octubre, 2011 en 5:58

    Debo hacer el análisis de FIFA 2012 para este fin de semana, sin duda tras leer el tuyo creo que coincidimos en bastantes puntos. Me gusta sobre todo la idea del sistema defensivo y el modo “RPG” de hacer Carrera con tu jugador. Yo soy muy malo con este tipo de juegos, de hecho soy de los que pienso que el deporte está para jugarlo en “real time” – pero ese es otro tema. Ahora me tengo que poner a escribir (cuando llegue a casa) y ver si puedo al menos llegar al nivel de este análisis.

  3. GredXII 28 octubre, 2011 en 15:14

    Pues será que soy de los únicos que sigue sin encontrarle algo interesante a este nuevo Fifa, o más bien que el nuevo sistema de juego no me entusiasma lo más mínimo XD

  4. El Malo del Final 28 octubre, 2011 en 17:48

    @Pixfall: Me parece coherente tu reflexión. Teniendo FIFA 10 o FIFA 11, si no eres un enamorado del deporte rey, puedes pasar sin FIFA 12. Esperemos al 13. 😉
    @Laocoont: Espero su análisis con ansiedad, que a bien seguro estará a la altura de mis humildes líneas… 🙂
    @GredXII: Si te das una vuelta por los foros, más de uno reclama que FIFA se convierta en actualizaciones por temporada a precio reducido. 😀

  5. rapsodos 30 octubre, 2011 en 13:17

    Hay penalizacion ahora por irte de un partido online?xD
    Es que siempre me parecio curioso eso. En el NFL, aparte de darte el partido por perdido, habia nua estadistica publica referente al porcentaje de veces que abandonas una partida.
    Yo tengo la sensacion con estas sagas anuales, que tienen una hoja de ruta a seguir para ir ofreciendo a cuentagotas las pequeñas novedades (dejando atras las fisicas). Y que por poder, podrian haber obrecido en el Fifa 09 las novedades que han puesto aqui.

    • El Malo del Final 30 octubre, 2011 en 22:47

      Aquí es novedad. En FIFA 11, más de uno cuando iba perdiendo se piraba y no pasaba nada. 😦
      Todas estas franquicias se toman cuatro o cinco años sin cambios radicales que impliquen nuevos planteamientos.

  6. Pingback:Latino » Blog Archive » Al Contragolpe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: