El Producto

Hoy en día, si no estás en las redes sociales, no eres nadie. O eso nos quieren hacer creer. Hemos adquirido rutinas y hábitos, dónde la dependencia de este fenómeno tiene su protagonismo. En mi caso, no entrar cada día a Twitter debe ser por causa de fuerza mayor. Porque siempre encuentras un huequecillo para tirar de smartphone y entrar a ver que se cuece.

Pero, afortunadamente, todavía hay gente que se mantiene muy al margen de todo esto, y entienden la vida de otra manera. Creo que si buscáis en vuestro entorno, es posible que encontréis a algún amigo, familiar o compañero de trabajo, que pertenezca a este grupo.

En mi caso, tengo un amigo que ni se molesta en opinar sobre las redes sociales. Simplemente las ignora. No está en ninguna de ellas y además no les ve interés. Huelga decir que su móvil es, como dice él, “el que me han dado gratis, que sirve para llamar y para que te llamen”. Puede que estos planteamientos os parezcan arcaicos, pero estamos hablando de una persona que ronda los 35 años de edad, por lo que está claro que simplemente, este mundillo no le gusta.

El otro día me vi con este amigo para cenar. La verdad es que nos vemos menos de lo deseado por un problema geográfico, por lo que cada vez que nos vemos, nuestras conversaciones son amenas, interesantes y profundas. Política, cine, libros o la vida en general, son los temas principales de nuestras reuniones. Pero, centrándome en la anécdota en cuestión, durante la cena del otro día, mi amigo, me sorprendió con la siguiente pregunta:

“Oye, ¿si tuvieses que regalar un juego a alguien que no suele jugar, cuál le regalarías?”. Mi reacción fue rápida, dando por hecho que le convencería. Le dije aquello, de “bueno, va en función de la edad de la persona, si va a jugar sólo o acompañado, depende de sus gustos…”

Y aquí es dónde acabo de sorprenderme con el comentario siguiente:

“Pero, yo quiero saber ¿cuál es el mejor juego para regalar? O sea, ¿cuál es el mejor juego?” Ahora sí que te voy a dar una Master Class, pensé yo. “En realidad depende del género, porque no puedes comparar un RPG con un FPS”.

“Déjate de tecnicismos y dame un par de nombres. Voy al FNAC mañana y los compro.”

“Vale, pero dime para quién es el regalo, para poder recomendarte mejor.”

“Es igual, déjalo. Compraré ese de tiros… que anuncian en la tele y el de fútbol que sale Piqué”

“¿Te refieres a Battlefield 3 y a FIFA 12?

“Espera que apunto los nombres…”

¿Una apuesta segura?

En ese momento no le di mayor importancia, pero unos días después, esta conversación me ha llevado a la siguiente reflexión. Si alguien que pasa de los videojuegos tiene alguna referencia sobre ellos, está claro que está basada en lo que le ponen delante sin preguntar si le gusta o no. Quiero decir, que se basa en el consumo de publicidad al que estamos sometidos cada día y desde cualquier ámbito.

Entonces, si yo fuese un directivo de cualquier compañía del sector, ¿pensaría en ese tipo de público o debería centrarme en el público fiel a los videojuegos? Porque, parece, que contentar a todos es difícil. Si esto lo tengo claro, quizás debería orientar el juego hacia el sector que más ingresos puede generarme. Pero ¿y si ese sector realmente no valora el videojuego de una forma crítica? ¿Y si sólo lo compran porque lo anuncia en la tele? ¿Sigue interesando su venta?

Parece ser, que la respuesta es afirmativa. Que da igual quién lo compre, mientras lo compre. Como si no juega nunca. Y aquí es dónde los habituales, echamos en falta más trabajo en ciertas sagas  que se repiten como churros año tras años. Buenas campañas publicitarias, anuncios que generan hype, pero a la hora de la verdad, pocas novedades, y si las hay, para facilitar más el acceso a los no habituales. No vaya a ser que les guste, y el año que viene piquen otra vez.

¡Esto sí que es vender bien un producto!

No hace mucho, los videojuegos eran para los pocos que queríamos jugar y disfrutar de la experiencia. Ahora, dentro de este Mundo globalizado, los videojuegos son para todos. Así que, mejor poder vendérselo a todos, que a unos pocos, ¿no?

El problema es que ya no hay videojuegos. Ahora hay productos, que podrían colocarse en cualquier cadena de supermercados de alimentación, al lado de los productos de limpieza, para que los compre cualquiera. Como el detergente o el gel de ducha. Productos de primera necesidad. Productos al fin al cabo.

Si ésta es nuestra realidad, y este parece el camino a seguir, prepárense para especializarse en expertos en productos. Porque al final, se trata de saber elegir. Utilizar nuestra experiencia para no dejarse cegar por el producto final. Intentar de alguna forma buscar detrás de toda la parafernalia. Y si tras rascar en la superficie, encontramos el videojuego deseado, no lo duden, el producto es bueno, porque el videojuego lo hace bueno.

12 Respuestas a “El Producto

  1. Laocoont 15 noviembre, 2011 en 22:49

    Yo soy el asesor sobre videojuegos de toda la familia. Sin duda uno no llega a comprender nunca como no se potencia más el código PEGI. Pero queja a parte, me gustó cuando le presenté a un chavalin de el World of Goo y se quedó “flipando” literalmente de su física. Cuando vio que tenía aplicación a la física y las matemáticas – sobre todo por la capacidad de resolución de problemas – me dijo: “No sabía que un juego te hacía pensar”.

    Y ahí está el quiz de todo el asunto, el sector se ha expandido pero no lo ha hecho la cultura de la educación en videojuegos. Me gustan los shooters, sin duda, pero no por ello dejo de disfrutar de otros géneros – mientras no sean de deportes, lucha o conducción – lo que queráis. XD

  2. Retrospect 16 noviembre, 2011 en 20:27

    Videojuegos o productos, esa es la cuestión. Es obvio que la industria del ocio electrónico ha crecido mucho, tanto para lo bueno como para lo malo. Las empresas intentan captar al mayor numero de compradores posibles, esto obliga a crear juegos mas “casualizados” en todos los sentidos. Se aprovechan del desconocimiento que muchas hay para hacer que sus productos te entren por los ojos (graphic whores). Una vez tienes el éxito asegurado, te sacas de la manga cualquier cosa para sacar mas dinero, sean DLC o cualquier chorrada. Saben que los van a comprar…y si, definitivamente ahora son unos productos mas.

    P.D: Creo que me he ido un poco por los cerros de Ubeda, pero bueno xD

    • El Malo del Final 16 noviembre, 2011 en 22:23

      No, no. No te has ido mucho del tema. Como bien comentas, la situación actual no es casual, si no que es causal. Saben lo que hacen, y como hacerlo. En nuestras manos está el poder decidir si compramos “El Producto”.

  3. 317words 16 noviembre, 2011 en 23:33

    Tu amigo es una persona con criterio. Quizá no para comprar videojuegos, pero sí para lo demás. 😀
    Yo el móvil sólo lo tengo para llamar y las redes sociales siempre me han dado repelús. Es cierto que ahora ando planteándome hacerme una cuenta de Twitter, pero es que me parece (al menos desde fuera) un chat caótico y aleatorio. :-\

    Respecto al tema de la entrada, hay cierta cosa que dijo Iwata en la última sesión de Q&A con los inversores que me parece para enmarcar (y que algún día usaré como cabecera para alguna reflexión). Traducido a lenguaje mundano sería algo como:

    «El jugador hardcore no nace; se hace.»

    Nintendo está ahora enfocando su política hacia eso. O mejor dicho, es en parte lo que pretendía con Wii y NDS (y probablemente lo que trate de potenciar con 3DS y Wii U). Esa frase es una verdad como un templo. Sólo tenemos que recordarnos a nosotros mismos en nuestros inicios como jugones. Yo lo admito: jugando a Super Mario Bros., a veces agitaba el mando de NES con la esperanza de que Mario saltase un poquito más alto y le diera tiempo a coger la estrella. Si hubiera tenido un mando de Wii seguro que la estrella no se me hubiera escapado tantas veces. 😉

    Lo que hace falta, como dice Iwata en el Q&A son juegos de transición. Estos productos generéicos anuales pueden estar bien para que la gente juegue un ratillo. Pero las empresas que se queden en eso, en el producto fácil y rentable, siempre serán vulnerables a la inestabilidad del mercado. En época de bonanza económica, se harán de oro. Pero ante una crisis, estos que juegan dos horas al mes al FIFA serán los primeros en dejar de comprar. (Y eso si compran todos los años… que algunos dirán que teniendo el FIFA 11 para qué quieren el 12…)

    Así que la clave es atraer muchos jugadores noveles, y después “llevarles de la mano” para que vayan profundizando más en el videojuego y se vuelvan hardcores. 8) Por ejemplo, con New Super Mario bros. Wii. Es accesible para los noveles, y siempre pueden tener la ayuda de un jugador experimentado al ser multiplayer. Y es que nada como compartir una experiencia para ir aprendiendo de “los que saben”. Después tal vez venga un Rayman Origins y un Mario Galaxy. Y luego un Mirror’s Edge, un Tomb Raider y Uncharted. ^^

    Resumiendo: los que verdaderamente dan de comer a una compañía (sobre todo en época de vacas flacas) son los jugadores habituales. Pero no existen por sí mismos, hay que crearlos. Y para eso lo ideal es tener tres tipos de productos: juegos casuals para iniciar a la gente, juegos de transición para hacer que aumente su interés en el mundillo, y juegos hardcore para satisfacer a los compradores habituales.

    Y sí, los shooters casuals estarán muy bien y venderán mucho, pero en cuanto ese jugador casual mute en jugador hardcore, vas a perder su venta por no hacer otro producto más competitivo con el que mantenerle fiel a tu marca, señores de CoD & Battlefield. 😛

    (Ladrillaco ¬__¬)

  4. yonkykong 8 diciembre, 2011 en 19:25

    ¡Uy! Aquí hay un gran problema, lo primero es que un juego casualizado es un juego simplificado, yo he enseñado a mis familiares a jugar un poco al Wii Sport y a penas sabian como usar el control e ignoraban las instrucciones como “mantelo pulsado”.
    El caso es que todo son productos, hasta las personas y la gente lo que busca es una experiencia. Si quieres diversión compra nintendo, si quieres terror compra Silent Hill, si quieres un juego que te dure con historia epica compra Skyrim.

    Los videojuegos deben de eliminar sus fronteras y casualizarse, pero deben de conservar la profundidad de juego.

    • El Malo del Final 8 diciembre, 2011 en 19:38

      Bienvenido al blog!

      En referencia a tu comentario, y como el tema derivó en lo que no era la intención del que lo redactó, sólo añadiré nuevamente, que los juegos no son ni casual ni hardcore, ni nada parecido. El que los juega decide que grado de inmersión necesita para disfrutar de la experiencia y con ello, él mismo se define como jugador.

      • tins 9 junio, 2012 en 17:03

        Didi: Pero en los RPG pasa lo mismo! Todos los RPGs son iguales, misma acnaebtimif3n mas o menos y misma mece1nica. Se va a lo seguro, bfFinal Fantasy triunfa? Pues todos iguales y a hacer secuelas a porrf3n, claro.Chisco: Yo he pasado por Spectrum, Amiga, MegaDrive, Gameboy, PC, Dreamcast, PlayStation 2, Nintendo DS y, ahora, Xbox360.CariD: Lo mismo que le comento a Didi, es que sales de los FPS y pasa lo mismo: bfGTA mola y vende? (que mola, claro que mola! Desde el 1 de Pc llevo enganchado) pues tropecientos juegos tipo sandbox rollo mafia mas todas las secuelas. Prince of Persia jugue9 al primero en 3D y no estaba mal, pero es lo mismo, despue9s nada mas que secuelas y, de todas maneras, no inventaban nada nuevo, era un rollo Tomb Raider total pero metiendole el tema de los saltitos. Al Arkham Asylum solo he jugado a la demo y no me molf3 demasiado La Wii esta guay para el primer dia que la pruebas jugar con los amigos, despues, aunque me parece un invento cojonudo, no creo que de mucho juego

  5. Pingback:Latino » Blog Archive » El Producto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: