Archivos en la Categoría: Dragon Age

La Maza de Moluk-Valk

La luz de la antorcha, apenas me permitía observar la profundidad de la cámara central. Tras muchos días de viaje, ya estaba allí. Parecía que, por fin, acabaría con aquella leyenda. Todo empezó cuando aquel tendero de Brond Brondy, me quiso vender aquella espada rota. Le dije que no jugase conmigo si quería mantener el negocio. Creo que mi amenaza surgió efecto y el tendero cambió su tono.
No era para menos. Mi reputación como asesino era más que conocida en la zona, y a pesar de mi discreción, mis rasgos de Elfo Oscuro me delataban con frecuencia. Tampoco me preocupaba mucho, porque no era la primera vez que a la milicia de un pueblo le interesaba hacer la vista gorda conmigo. Yo lo llamaba un simple “pacto de caballeros”, si aceptamos por caballeros a un capitán de la guardia corrupto y a un asesino sin nada que perder.

Leer más de esta entrada

Be Free

Desde su inicio, el concepto del videojuego, no es otro que simular dentro de sus posibilidades un mundo poco habitual en la vida real, y que brinda la oportunidad al jugador de sentir que es parte de ese mundo. Hay excepciones, que por aproximarse a nuestro mundo real, en tiempo y forma, parecen distanciarse de esta simulación. Pero siguen teniendo un componente de ficción. Me refiero a juegos como Los Sims (Electronic Arts 2000) o Second Live (Linden Research 2003).

Uno de los casos más sorprendentes es Arkanoid (Taito 1986). Todos recordamos su “Nave Espacial Vaus” y su famosa “bolita” rebotando en las paredes del escenario, cada vez más deprisa. El objetivo era destruir todos los ladrillos de la pantalla, para acceder a la siguiente. Pero, detrás de toda esta dinámica pasa pantallas, había una historia. Nuestra misión,  a bordo de nuestra nave, era acabar con el malvado Doh, que nos esperaba en el nivel 33. Nuevamente una simulación, en este caso, de un mundo interplanetario dónde tenemos que salvar a la galaxia de una amenaza mayor.

Leer más de esta entrada

Tú no eres tan malo

Ahora que llevamos un mes en el nuevo hogar, me he repasado todas las entradas del blog, y me ha llamado la atención la primera de ellas. Haciendo referencia al nombre del blog, preguntaba cual era para vosotros “El Malo del Final” por excelencia. Las respuestas fueron varias, pero casi siempre se repetían los mismos.

Siguiendo en esta línea me han venido a la mente aquellos big bosses que de alguna forma, despertaron en mí cierta empatía, hasta el punto que derrotarlos me sabía mal. A diferencia de los Sephirot, Ganondorf, Liquid Ocelot, El Maestro Xehanort, Mundus o Ares, a estos los recuerdo con cierto cariño.

Leer más de esta entrada

Dragon Age II, ¿dónde está el dragón?

Tras casi 75 horas de juego en nivel difícil,  ya puedo marcar Dragon Age II como juego acabado. No voy a hacer un análisis técnico puntuando el juego, porque para eso ya están los “expertos del sector”, que se dedican a esto. Pero sí que voy a intentar dar una opinión de mis sensaciones tras acabar el juego.

Es imposible entender Dragon Age II, sin hablar de Dragon Age Origins. Y a veces las comparaciones son odiosas. Tras el éxito de la primera entrega, está claro que han querido hacer un juego nuevo, y no una simple expansión, como ocurre muchas veces. Según Mike Laidlaw, dieñador jefe de DAII, tenían la opción de crear el juego desde “van dos archidemonios , se juntan y crean una mega ruina”. Pero eso era acomodarse en un modelo y han decidido hacer un juego nuevo, y eso se agradece.
Partiendo de esta premisa, han introducido cambios. Algunos han sido muy acertados y otros no tanto. De entrada el concepto “Origins” se pierde y nuestro personaje será humano, sin posibilidad de elegir otra raza. Sí podremos elegir entre tres clases básicas como guerrero, pícaro y mago, que luego desarrollaremos según nos interese desde el árbol de especialidades.

El juego transcurre en unos 30 años de historia separados por un prólogo y tres actos. La historia es narrada en tercera persona por Varic, uno de nuestros compañeros de viaje. La idea es original, porque da la sensación que narran una historia en pasado, que tú estás forjando en tiempo real.
A pesar de que la historia hace guiños a la primera entrega, es totalmente independiente y no tiene continuidad en el tiempo con DAO.

Entrando en el juego, detectas que los combates son más rápidos, hay más enemigos y son más tácticos.  Conforme avanzas en la aventura, te verás más en la necesidad de pausar el juego y dar órdenes individuales a tus compañeros, en el fragor de la batalla, si quieres salir victorioso.

Por otra parte, no entiendo el cambio de gestión del inventario. Ahora sólo tu personaje puede gestionar la armadura o túnica por partes. El resto de personajes que te acompañan en la aventura, llevan una armadura única (mejorable) durante todo el juego. Con esto, la gestión del inventario se centra mucho en el personaje principal.

El desarrollo de los personajes ha mejorado, aunque los perfiles de tus compañeros está muy definidos. Como suele pasar en estos juegos, siempre te quedas con habilidades por desarrollar, una vez acabado el juego.

Lo que si han mantenido de la primera parte es una buena historia, un contenido adulto y un sistema de toma de decisiones muy completo. Y esto es lo que realmente hace recomendable este juego. Bioware se ha especializado en este sistema para atrapar al jugador y situarlo dentro de la historia hasta el punto de sentir el peso moral de algunas decisiones. Tal y como esta la oferta de vídeo juegos, lo que ofrece Bioware en cualquiera de sus juegos, tiene mucho valor. No obstante, si ya has jugado a DAO, en esta segunda entrega la experiencia no te sorprende tanto.

Por otra parte, destacar que si eres un asiduo a los juegos de rol, te recomiendo que juegues en nivel difícil o pesadilla y con un mago como personaje principal, ya que me da la sensación que con otra clase y con menor dificultad, el juego está más enfocado a la acción.

Por último y en relación al título de esta entrada, tengo que reconocer que el nivel de dificultad de “El Malo del Final” en DAII me ha parecido flojo. De hecho he sufrido más en otros combates, en principio menores, durante el desarrollo de la aventura.
Y comparándolo con DAO, me pregunto ¿dónde está el dragón?

Dragon Age II ya lidera las ventas en Gran Bretaña

Leo la noticia en www.3djuegos.com y no me sorprende. La segunda entrega del mejor juego de rol de 2009 ha levantado mucho revuelo. Si te das una vuelta por las webs de referencia, verás de todo. Algunas opiniones lo suben a los altares, otras lo hunden en la miseria y no menos, lo colocan en la indiferencia.
En cualquier caso, de momento hay dos cosas que parecen claras. Uno, la versión de PC no ha gustado. Y dos, muchos gammers lo estaban esperando y de ahí las ventas.

Yo lo estoy jugando en PS3 y de momento la sensaciones son buenas. El juego ha cambiado con respecto a la primera entrega y las modificaciones conllevan el riesgo de no gustar a todos.
De momento, hasta que no lo acabe, no daré una opinión completa. Aunque, no me sorprenderá si es uno de los juegos más vendidos en Marzo, en Gran Bretaña. Y en España?

A %d blogueros les gusta esto: